Consejos sobre Nutrición y Dietas

Las personas que sufren obesidad mórbida han pasado a lo largo de su vida por multitud de dietas, programas de ejercicios, remedios milagrosos… Muchos de ellos no han funcionado y otros, a pesar de haber perdido peso al principio, no han tenido efecto durante el tiempo necesario, haciendo que la persona se canse, abandone la dieta y recupere el tiempo perdido.

Muchos de estos problemas a la hora de realizar una dieta eficaz para el tratamiento de la obesidad mórbida se deben a la falta de información. A pesar de que actualmente contamos con Internet, programas de televisión y revistas especializadas, el mundo de las dietas está lleno de información errónea, a veces por desconocimiento, a veces por interés.

No olvidemos que estamos hablando de un negocio que mueve cientos de millones anualmente. Por ello, en los artículos que siguen podréis encontrar información contrastada desde la perspectiva de la dietética y la psicología que puede ayudaros a erradicar esa información errónea.

Los temas que trataremos son los siguientes:

  • Hablaremos sobre los principales mitos que existen sobre las dietas y sobre los peligros de las diferentes “dietas milagro”.
  • También expondremos un ejemplo de dieta saludable. Explicaremos por qué se desvanece nuestra fuerza de voluntad, por qué empezamos a hacer trampas con nuestra dieta y cómo evitar el desliz que suele cometerse durante las vacaciones y que puede conducir al fracaso de nuestros objetivos.
  • También hablaremos sobre el abandono progresivo que solemos llevar a cabo cuando estamos a dieta y que conduce a la falta de resultados y a la disminución de nuestra motivación.
  • Hablaremos sobre qué es el “efecto yo-yo” y daremos unos consejos sobre cómo evitarlo.
  • Comentaremos algunas estrategias psicológicas que pueden ayudarnos a conseguir el éxito en nuestra dieta como ser realistas en nuestras metas o aprender a comer de manera consciente.
  • Por último hablaremos de cómo las revistas de peso, que deberían ser aliadas en nuestra dieta, pueden sabotearla estimulando nuestro apetito a través de las imágenes que ilustran sus artículos