Obesidad en la adolescencia

La adolescencia es una etapa de grandes cambios que puede marcar todo el resto de la vida de la persona. Es en esa época cuando las personas eligen su profesión, sus amigos, empiezan a tener las primeras relaciones sentimentales… Si al stress de pasar por esta etapa le añadimos además las complicaciones propias de un trastorno como la obesidad, el adolescente puede verse superado por sus problemas.

La obesidad en la adolescencia puede tener efectos psicológicos importantes. Los jóvenes obesos pueden verse expuestos al rechazo o las burlas de sus compañeros, tener dificultades para encontrar amigos o pareja… Todo esto puede reducir su autoestima, provocarles ansiedad, trastornos del sueño, aislamiento social, disminución del rendimiento escolar… Todos estos problemas pueden conducir a un caso grave de depresión, a desarrollar problemas de ansiedad o trastornos obsesivo-compulsivos o incluso conductas autodestructivas.

Para poder solucionar el problema de la obesidad en la adolescencia, es necesario actuar cuanto antes. En el plano físico, conviene llevar al joven a la consulta de un profesional que pueda marcarle la dieta adecuada que le permita bajar de peso cuidando de que su desarrollo no se resienta.

En el plano emocional es importante comunicarse con el adolescente de forma eficaz, ayudarle a controlar la dieta si él nos lo pide, establecer unos hábitos de alimentación y actividad saludables para toda la familia y prestar mucha atención a los síntomas de depresión o aislamiento que pueda presentar