Obesidad ginoide

La obesidad ginoide es aquella en la que la grasa del cuerpo se acumula en la parte inferior, es decir, abdomen inferior, nalgas y muslos. Se dice que la persona adquiere forma de pera, al resultar mas ancha en la parte inferior que en la superior.

Este tipo de obesidad está favorecida por el índice de estrógenos en el organismo, por lo que es mucho más frecuente en mujeres. Se considera que no reviste tanto riesgo para la salud como la obesidad androide, ya que la grasa acumulada en estas zonas no influye tan decisivamente en el funcionamiento de los órganos internos.

Sin embargo, esto no quiere decir que este tipo de obesidad no tenga consecuencias negativas. El exceso de grasa siempre afecta negativamente al organismo, sin importar donde esté situada. En los casos de obesidad ginoide, las pacientes pueden sufrir problemas en sus riñones, útero y vejiga. También pueden padecer otro tipo de complicaciones como varices, problemas circulatorios, fatiga crónica, artrosis… Además, la grasa acumulada en el tren inferior es más estable. Si bien esto es positivo ya que disminuye los riesgos de problemas cardiovasculares, también hace que sea más difícil de eliminar, por lo que los pacientes aquejados de obesidad ginoide se enfrentarán a mayores dificultades para reducir su peso.