Obesidad infantil

La obesidad infantil es un problema grave que puede ocasionar trastornos, tanto a nivel físico como psicológico, en el resto de la vida del niño. En algunos países este trastorno se está convirtiendo en un autentico problema de salud nacional al que debemos poner freno cuanto antes.

En los siguientes artículos explicaremos las causas de la obesidad infantil, ya que es un trastorno en el que pueden influir factores médicos, genéticos y, en la mayoría de los casos, estar causados por hábitos de alimentación erróneos y un descenso de los niveles de actividad. También nuestros modelos de educación erróneos y transmitidos de generación en generación contribuyen a mantener y agravar este problema, ya que estamos acostumbrados a forzar a los niños a comer y a premiarles con alimentos.

Ambas prácticas enseñan a los niños maneras equivocadas de relacionarse con la comida. Aunque el niño consiga alcanzar un peso saludable al llegar a la adolescencia, los efectos psicológicos que este trastorno puede causar en la infancia pueden permanecer de por vida. Entre los más graves destacamos la timidez o la depresión.

Por todo ello, es recomendable poner solución cuanto antes a la obesidad de nuestros hijos. Para ello explicaremos una serie de pautas de control para padres de niños obesos, que pueden ayudaros a tratar este problema y corregirlo lo mejor posible. Lo ideal sería prevenir este trastorno, de manera que el niño no quede marcado por él ni a nivel físico ni psicológico. En los siguientes artículos podréis encontrar una serie de consejos que os explicarán como inculcar a nuestros hijos una alimentación sana sin obsesionarles por el peso y os indicaremos unos pasos que os permitirán enseñar a los niños a adquirir y mantener en el tiempo un estilo de vida activo y saludable