Riesgos Manga Gástrica

La Manga gástrica es una cirugía mayor que, como tal, puede presentar inconvenientes durante o después de la operación. En general, los efectos adversos son menores que con el Bypass gástrico y otros tratamientos similares pero aún así la tasa de posibles complicaciones es cercana al 7%. En la mayoría de los casos los efectos negativos que aparecen en las primeras semanas después de la intervención se deben al incumplimiento de las indicaciones médicas. Si el paciente presenta dolores intensos, vómitos, diarreas persistentes, náuseas, malestar constante, entre otros, en general se debe a que no respeta la dieta propuesta por el profesional. Es fundamental para el éxito del tratamiento seguir estas indicaciones.

En cuanto a las complicaciones relacionadas con la cirugía, encontramos fugas de las grapas de titanio con las que se “cierra” el estómago, infecciones, sangrado y obstrucciones. Muchas de estas complicaciones no representan gran riesgo para el paciente, por ejemplo, las infecciones pueden tratarse fácilmente con antibióticos. Sin embargo, en algunos casos se puede necesitar una nueva cirugía para corregir el problema. También es posible que el paciente sufra una reacción a la anestesia general.

En caso de pacientes con comorbilidades asociadas (enfermedades adicionales a la obesidad), pueden aparecer algunas otras complicaciones relacionadas con la enfermedad que padezca. En estos casos, su resolución dependerá de la experiencia y calidad del profesional que lo asista. La tasa de mortandad en la realización de la Manga gástrica es inferior al 0.5%.

Si bien la operación es muy segura, es importante que el paciente conozca cuáles son todas las posibles complicaciones antes de realizársela. Asimismo, después de operarse debe conocer cuáles son las indicaciones médicas precisas y por qué deben respetarse.