Súper superobesidad

La última categoría dentro de la obesidad mórbida corresponde a la de la súper superobesidad. Estos pacientes presentan un Índice de Masa Corporal mayor de 60. En términos de peso, serían pacientes que tienen un sobrepeso de unos 90 o 100 kilos por encima de su peso ideal.

Estos pacientes tienen una esperanza de vida reducida, ya que las enfermedades médicas que acompañan a la enfermedad son muy probables en estos niveles de sobrepeso y se presentarán con gran gravedad. Las probabilidades de problemas cardiovasculares y respiratorios son muy altas. Además, ese alto exceso de grasa dificulta el funcionamiento de algunos órganos internos.

Estos pacientes experimentan graves problemas en su vida cotidiana debido al exceso de peso. La grasa les impide realizar algunos movimientos, se cansan con facilidad, carecen de agilidad y flexibilidad… El mundo no está preparado para sus dimensiones físicas, por lo que pueden tener problemas para montarse en algún transporte, entrar por determinados sitios…

Estos pacientes suponen un desafío incluso a nivel médico. Muchos hospitales no cuentan con las camas y el equipo adecuado para poder atender y mover a estos pacientes, se necesita instrumental adecuado y médicos especializados. En estos niveles de obesidad, cualquier pequeña operación entraña un gran riesgo, ya que llevará más tiempo y revestirá una mayor dificultad, además de que hay mayor peligro de que el cuerpo del paciente falle y no pueda soportar la operación.

Sin embargo, la única solución para esta enfermedad pasa por la cirugía. La manga gástrica y el bypass gástrico se han revelado como eficaces para el tratamiento de este tipo de casos. En muchos centros médicos los tratamientos se dividen en etapas de corta duración para minimizar los riesgos de la operación